Dirección General

Pilar Vélez, Fundadora y Directora de AIPEH Miami

Un trasatlántico atiborrado de escritores ha arribado a las playas de Miami.

Pilar Velez

Estar al frente de la Asociación Internacional de Poetas y Escritores Hispanos, Capítulo Miami, ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida literaria.  Solo podría compararla con mis años de estudiante en la Normal Nacional de Señoritas de Cali, tiempo en el que mi vocación de escribir se fortaleció a través de la formación que recibí y de una biblioteca bien nutrida que, por aquel entonces, me sirvió de alacena para calmar mi “hambre literaria”.

La gestión que ahora realizo como directora de AIPEH me trae esos recuerdos de juventud, de cuando era una adolescente y salía corriendo por los pasillos del colegio empuñando los primeros números de “Piedra”, el periódico del taller literario del plantel. Mal haría en no mencionar que esas hojas de papel significaban muchísimo para nosotras, las fundadoras del taller. Eran días en los que a cualquier iniciativa estudiantil se la vigilaba para salvaguardar la institución de la influencia revolucionaria, típica en muchos colegios públicos del país.

Recuerdo la mala experiencia que tuvo una de mis compañeras a raíz de un poema que le publicamos en nuestro periódico mensual, y no está demás recalcar que la censura iba y venía en todas las direcciones. En una ocasión alguien puso a circular unos panfletos en los que abundaban las obscenidades y, en efecto, se trataba de un atentado literario, y como no había a quien otorgarle la falta,  se lo adjudicaron a las líderes del periódico.

En fin… era demasiado temprano para que yo pudiera percibir las consecuencias que conlleva dedicarse a la vida de escritor y ejercer la vocación con total honestidad. Menos mal que uno a esa edad no piensa en el miedo ni en las consecuencias, de lo contrario me hubiera perdido de tan magna experiencia.

Algunos académicos y estudiantes asumieron que el nombre “Piedra” tenía influencia izquierdista, revolucionaria, instigadora… y a lo mejor les cabía un poco de razón, pero en realidad el nombre fue escogido con la intención de colocar “La primera piedra” de algo grande y dejar por sentado que teníamos la necesidad de expresarnos: Soñábamos.

Nuestra mirada estaba fija en el horizonte, porque la mayoría de nosotras no quería siquiera percatarse de la realidad que tenía bajo las pestañas. Así fue como mi primera misión para el periódico consistió en escribir el poema “Piedra”, que se publicó con toda la fuerza de la palabra escrita.

Las historias no empiezan en la primera página, ni terminan en la última. Mi historia de escritora comenzó desde que tengo memoria, y en el caso de AIPEH, fue desde el mismo día en que inicié la búsqueda de un grupo, taller u organización en Miami que ofreciera recursos para los escritores que deseaban formalizar su carrera o que ejercían el oficio.

La verdad es que yo quería algo más que tertulias literarias. Me sentía como un eslabón suelto, exilada en un país bilingüe en el que el español, a Dios gracias, se usaba, pero al mismo tiempo sufría pérdidas y transformaciones. En ese proceso de búsqueda llegué hasta a colocar anuncios en la Web: “Se busca taller de escritores o escritores que quieran formar un taller”, pero la red engulló mis anuncios por un par de años sin resultado aparente, hasta que finalmente encontré a AIPEH, y a pesar de que la sede estaba localizada en Orlando me suscribí como miembro y puse de manifiesto que era necesario establecer un capítulo en Miami, y como las palabras tienen fuerza magnética, un tiempo después se me dio la oportunidad de hacer lo que yo misma había sugerido, y con un nombre bajo el brazo, AIPEH, me lancé a la tarea de buscar y convencer a otros escritores.

Razón tenía John F. Kennedy cuando dijo que no se trata de lo que el país pueda hacer por el ciudadano, sino de lo que el ciudadano pueda hacer por el país.

Piedra por piedra he ido levantando los pilares de este Capítulo que acoge a escritores que viven en el Sur de la Florida y a otros que residen en diferentes estados, e incluso fuera de la frontera patria. Y digo patria porque soy de las personas que piensan que la patria es el suelo donde se lucha… por más que seamos hispanos, y que eso nadie nos lo pueda quitar.

Cada día me levanto agradecida por la oportunidad que tengo de hacer cosas nuevas y conocer a personas extraordinarias con talento y motivación. El fundar este Capítulo me ha permitido crecer a nivel profesional, porque aplico mis conocimientos y mi experiencia en el día a día de nuestras operaciones; enfrento las dificultades con una fe persistente, formulo estrategias y las ejecuto con el fin de poder cumplir con la misión que me he propuesto para el Capítulo Miami: Brindarles a nuestros miembros una organización sólida y progresista en la que tengan la oportunidad de crecer dentro de su campo artístico.

Por último, como un miembro más, me alimento al aprender de los talleres que organizamos, de los eventos en los que participamos y del permanente intercambio de creación literaria al que tenemos acceso todos los miembros.

Una de las ventajas más importantes que le encuentro a esto de pertenecer a una organización, en este caso a AIPEH MIAMI, es que contamos con un puente para conectarnos con la comunidad local e internacional a través de la interacción cultural y literaria.

Más para mis registros que con fines publicitarios, llevo una lista de las diferentes actividades que vamos desarrollando. La lista me permite evaluarme constantemente y establecer un marco de trabajo que siempre está en proceso de mejoramiento continuo,  agregando nuevos retos a la lista.

Es en el trabajo individual y en el trabajo en equipo en donde radica el poder para avanzar y lograr metas que como organización nos proponemos alcanzar.   DANDO ES COMO SE RECIBE.

Pilar Vélez, Escritora

8 comentarios en “Dirección General

    • El ser humano es sociable por naturaleza, como ser pensante tiende a actuar dentro y para su entorno social, haciendo uso de sus facultades o habilidades innatas. Los idealistas, escritores y artistas, se manifiestan con la intención de que los demás reciban el fruto de su afán, talento y esfuerzo. Particularmente los escritores anhelan ser leídos, para saber la calificación que merecen en el amplio y complejo campo de la Literatura . Soy un Autor literario salvadoreño deseoso de despertar en mis congéneres,el hábito de la lectura, en la cual podemos encontrar entretenimiento saludable y antídoto para nuestra ignorancia.

      Mi nombre es: José Rolando Varela, mi email: jrvarela@cox.net . Gracias a mis obras literarias he sido honrado por el Congreso Americano, por mi contribución cultural a esta mi segunda patria. Me gustaría mostrar algunas de mis obras en el evento cultural, MES DEL LIBRO HISPANO, que forma parte del MES DE LA HI

    • Estimado Emilio: Muchas gracias por escribirnos. Ofrecemos muchos servicios a los miembros de AIPEH Miami y a la comunidad en general, incluso en este momento se está llevando a cabo el Taller de Creación y Práctica Poética en Miami.
      Me gustaría saber que ayuda es la que necesitas, para saber si estamos en capacidad de brindártela.
      Por favor escríbenos a poetasyescritoresmiami@gmail.com
      Recibe un cordial saludo,
      Pilar Vélez

Gracias por participar con tus comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s